FOTO BLOGMEDIDAS 8

Relación entre el ahorro de dinero y el tiempo de uso de una pieza de desguace

El ahorro que las piezas de coche de segunda mano de calidad pueden suponer a la hora de arreglar u optimizar un vehículo, a menudo se cuestiona utilizando como excusa que la durabilidad de las piezas de desguace es menor que la de las piezas de concesionario totalmente nuevas. Sin embargo, esto es un mito. En este artículo te explicamos el porqué, para que sepas todo lo que tienes que saber acerca de la duración de las piezas de segunda mano y de la garantía y confianza de las piezas de coche usadas.

¿Cuánto puede durar una pieza de desguace?

La duración de una pieza de desguace depende en gran medida del coche al que pertenecía la pieza, pero también de las comprobaciones y arreglos de ésta que haga el desguace.

Hay piezas que se revenden en los desguaces habiendo sido utilizadas durante tan solo una semana, ya que muchos conductores deciden tunear y mejorar sus coches justo después de comprarlos, reemplazando para ello algunas piezas. En esos casos, al ser piezas de coche de segunda mano de calidad, que están prácticamente nuevas, la pieza de desguace puede durar lo mismo o incluso más que una pieza de concesionario.

Pero, ¿y si el coche al que pertenecía la pieza se ha dado de baja después de estar años en funcionamiento? En ese caso podrías pensar que la vida útil de la pieza sería mucho menor. Sin embargo, esto está muy lejos de la realidad. Los desguaces comprueban cada pieza para asegurar a los compradores la máxima fiabilidad y durabilidad, por lo que te durarán años antes de tener que reemplazarlas. Cierto es que no van a durarte toda la vida útil de un coche nuevo, pero tampoco es necesario. Debes tener en cuenta que cuando tengas que reparar esa pieza en tu vehículo, tu coche ya llevará años funcionando y es probable que su vida útil sea menor que la de la pieza de segunda mano que has adquirido. Incluso si la pieza de segunda mano no te dura los años que debería durar una pieza totalmente nueva, las exigencias de duración de tu coche ya usado y las exigencias de duración de un coche nuevo no son las mismas. Por eso, lo más probable es que habiendo adquirido una pieza de desguace no tengas que volver a reemplazarla más adelante.

Garantía de los desguaces y control de calidad de las piezas

¿Aún no te hemos convencido? Las piezas de desguace son piezas de coche de segunda mano de calidad, sin excepciones. Los desguaces comprueban y reparan la pieza mediante un riguroso procedimiento de control de calidad que asegura la fiabilidad de cualquier pieza de desguace. Es prácticamente imposible que tu pieza de desguace falle.

Pero, incluso si la pieza fuera defectuosa, tienes una garantía de un año según el Real Decreto 1/2007 sobre la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, por lo que siempre podrás volver al desguace donde la compraste y cambiar la pieza. Asimismo, los desguaces están legalmente obligados a demostrar en los primeros seis meses tras la adquisición, que la avería que presenta tu pieza no existía en el momento en que te la entregaron y, en caso de no demostrarlo, quedarían obligados a indemnizarte como consumidor, cubriendo tanto el precio de la pieza nueva que tendrías que comprar, como el coste de la mano de obra en el taller.

¿Compensa comprar una pieza de coche de segunda mano?

Los desguaces venden piezas de coche de segunda mano de calidad, siempre garantizando la máxima durabilidad, seguridad y fiabilidad. Aún así, es normal que sigas dudando y preguntándote qué pasaría si la pieza se averiara relativamente pronto, pero habiendo transcurrido ya el periodo de un año cubierto por la garantía. En ese caso, es importante que recuerdes un dato esencial: con las piezas de coche de desguace puedes ahorrar hasta un 70% en comparación con las piezas nuevas de concesionario.

Pongamos, por ejemplo, que comprar un neumático totalmente nuevo te costara 200€. Comprándolo en un desguace podrías ahorrarte hasta un 70%, por lo que el neumático de segunda mano podría costarte tan solo 60€. Ahora supongamos que amortizaras el coste del neumático de 200€ en 5 años, es decir, que hasta pasados 5 años no sintieses haber aprovechado al máximo el neumático y no hubieras recuperado el dinero de tu inversión. Con un neumático de segunda mano de 60€ estarías amortizando el dinero mucho más rápido; de hecho, podrías tener el coste del neumático totalmente amortizado en tan solo un año y medio. ¡Y el primer año la pieza estaría incluida en la garantía!

Por ello, aunque la pieza de desguace te durase la mitad, estarías amortizando el coste de tu inversión un 70% más rápido. Así, el ahorro es tan grande que al final compensa comprar una pieza de coche usada de calidad, incluso ante la duda de si podría llegar a averiarse.

Ya hemos visto que con una pieza de desguace no solo podrás ahorrar hasta un 70% en el precio de adquisición, sino que obtendrás una calidad óptima, comprobada rigurosamente por profesionales del sector mecánico. Así, es prácticamente imposible comprar una pieza de desguace defectuosa, ya que solo venden piezas de coche recicladas de calidad comprobada y, aunque no fuera así, los desguaces te ofrecen una amplia garantía.

En Desguaces Castilla comprobamos cada pieza para asegurarnos de vender solo piezas de coche de segunda mano de calidad, garantizando tu seguridad y ayudándote a ahorrar enormemente en la reparación de tu coche. No dudes más y echa un vistazo a nuestra tienda online. Tenemos todo tipo de piezas de coche usadas de calidad para que actualices tu coche con la máxima fiabilidad y garantía. ¡Y al mejor precio!

5/5 - (1 voto)

Dejar comentario

  Acepto la política de privacidad

  • Responsable: José Luis López Jiménez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Registro en mi Newsletter: Alojada en Mailchimp
  • Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Sered (proveedor de hosting de desguacescastilla.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Sered. (https://sered.net/legal).
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.